Blog

No es necesario tener una vivienda grande para que tu calidad de vida sea de lo mejor, la clave es tener una buena distribución, lo cual nace desde el diseño de los planos de construcción y en el acomodo de los muebles y la decoración.

Es muy importante que el espacio sea atractivo y que te motive a querer pasar tiempo ahí, no que te genere una sensación de reclusión.

Por ejemplo los colores adecuados cuando entramos a un espacio, este tiene el poder de impactar cómo nos sentimos. Es así como intervienen los conceptos de teoría del color y psicología del color en arquitectura e interiorismo, pudiendo definirse en un lenguaje llano como la sensación que se genera en respuesta al impactar el ojo humano el color con el que percibimos un espacio. De una persona a otra,la percepción del color es diferente al depender totalmente de la sensibilidad del ojo. Ya sea de manera natural o por incidencia social y cultural, los colores nos producen sensaciones muy específicas.